Anorexia y Bulimia

Anorexia y Bulimia

 - Serias Consecuencias
Estás aquí: Desafíos de Vida >> Anorexia y Bulimia

Anorexia y Bulimia — Un Desorden Alimenticio con un Enorme Impacto
La Anorexia y Bulimia es un desorden alimenticio que puede tener un enorme impacto en el cuerpo. Aunque el cuidado profesional en salud mental es crucial para los individuos que sufren este trastorno, lo es también la evaluación y tratamiento médico. Los ciclos auto impuestos de hambre y también los ciclos de llenarse/purgarse, traen efectos fisiológicos serios.

Anorexia y Bulimia — Los Efectos Médicos de Llenarse y Purgarse
La Anorexia y Bulimia pueden causar daños en el esófago (el tubo que conecta la boca al estómago) debido a los repetidos ciclos de vómito. La bilis y el ácido del estómago irritan e inflaman la membrana que cubre el esófago, causando lo que se conoce como esofaguitis, la cual es a veces lo suficientemente severa para causar llagas o estrechamiento. Este conducto podría volverse muy estrecho y dificultar el paso de la comida. El estrés físico de vomitar puede causar roturas en las paredes del esófago. Estas roturas pueden sangrar masivamente o causar la ruptura del esófago. Esta es una condición que requiere cirugía inmediata.

La Anorexia y Bulimia puede además causar daños en el estómago debido a la llenura al comer. El vómito frecuente casi siempre causa gastritis e inflamación de las paredes del estómago. Además, comer mucho y rápidamente, combinado con un lento vaciado de comida del estómago podría, en muy contadas ocasiones, causar la ruptura del estómago, llevando a la muerte por peritonitis. Complicaciones en los pulmones ocurren cuando el vómito auto inducido lleva a aspirar partículas de comida, ácido gástrico y bacterias desde el estómago hasta los pulmones, produciendo neumonía.

Pueden ocurrir complicaciones del corazón y riñones, a menudo severas. Ayunar, vomitar y el excesivo uso de laxantes, puede resultar en la pérdida de fluidos y electrolitos cruciales para el cuerpo. La deshidratación crónica y los bajos niveles de potasio, pueden ocasionar la formación de piedras en los riñones o incluso su falla. La pérdida de ácidos en el cuerpo, como resultado del vómito frecuente, conduce a altos niveles de alcalinidad en la sangre y tejidos corporales. Esto puede causar debilidad, estreñimiento y fatiga. La alcalinidad severa y deficiencia de potasio, pueden conducir a un irregular ritmo cardíaco o a la muerte repentina. Las heridas en los intestinos, particularmente el cólon, son resultados comunes del abuso de laxantes. El daño a las paredes del intestino, puede llevar a úlceras y producir deposiciones ensangrentadas.

La Anorexia y Bulimia puede provocar daños a la piel en varias maneras. Básicamente debido a que los laxantes contienen fenolftaleína, los cuales pueden causar lasceraciones en lapiel e hiperpigmentación (manchas café o grises). El vómito excesivo y forzado puede provocar hemorragias en los vasos sanguíneos del ojo. Las heridas en los dientes son comunes. El vómito crónico aumenta la acidez de la boca y produce la erosión de los dientes, el esmalte y la dentina.

Anorexia y Bulimia — Laxantes, Píldoras Dietéticas y Otras Drogas
Las víctimas de la Anorexia y Bulimia, a menudo usan drogas, con y sin prescripción, en sus esfuerzos por mantenerse delgadas. Los laxantes, por ejemplo, parecen mover la comida del cuerpo más rápidamente y pueden aliviar la distensión abdominal, luego de la llenura, pero ellos no evitan que el cuerpo absorba las calorías de las comidas. La pérdida temporal de peso que se evidencia luego de usar laxantes, es básicamente debido a la pérdida de agua en el movimiento intestinal y volverá a ganarse naturalmente. El mal uso de los laxantes es dañino en varias formas: ellos alteran el balance de los electrolitos en el cuerpo; llevan a la deshidratación; dañan las paredes del tracto digestivo y provocan que el intestino se vuelva vago, de tal manera que la persona podría experimentar estreñimiento cuando no se usa los laxantes.

Los diuréticos o píldoras de agua, incrementan la excreción de orina y pueden provocar una pérdida repentina de peso. Una persona que no puede distinguir entre pérdida de grasa corporal y pérdida de peso, podría pensar que este es un efecto deseable y comenzar a usar diuréticos para perder peso. Pero debido a que la única pérdida inducida es de agua, el resultado es la deshidratación. Además de causar deshidratación, los diuréticos también son peligrosos, porque pueden aumentar la pérdida de calcio, potasio, magnesio y zinc en el cuerpo. También pueden provocar como repercusión, la retención de sal y agua, haciendo que el cuerpo se vuelva más sensible a los cambios dietéticos. El jarabe de Ipecac, que se toma para inducir al vómito, ha sido relacionado con las muertes de varios pacientes con trastornos alimenticios. Emetina, el ingrediente activo, puede acumularse en el tejido y provocar debilidad muscular o cardíaca. El Ipecac es tóxico, ya sea que se lo tome como una dosis grande y única o en pequeñas dosis para que actúen con el tiempo.

Es posible que las víctimas de Anorexia y Bulimia tomen píldoras dietéticas para ayudar a la pérdida de peso. Las píldoras más conocidas que requieren receta, son Dexedrina y Bencedrina, pero drogas que no requieren receta, son también mal utilizadas. Estas reducen el apetito, pero solo temporalmente. Casi siempre el apetito regresa a su estado normal luego de una semana o dos, el peso perdido se vuelve a ganar y el usuario tiene problemas para dejar la píldora sin ganar más peso nuevamente. Advertencia: estas drogas son de uso limitado para lograr y mantener la pérdida de peso y pueden provocar adicción de manera peligrosa.

Anorexia y Bulimia — Escapa del Ciclo de Desesperación
Es posible que la Anorexia y Bulimia parezcan una fácil solución al principio: si te llenas, te purgas; si tu cuerpo no te gusta, lo ejercitas. Pero esas “soluciones” te conducen más profundamente a la desesperación, autorechazo y adicción. La cultura y su maquillada perfección, establece un estándar inalcanzable para la mayoría, susurrando: “Si eres infeliz, haz algo al respecto”. Y aunque el deseo por cambiar no es inherentemente malo, enfocarse completamente en la imagen del cuerpo, puede llevar a una obsesión. Los trastornos alimenticios como la anorexia y bulimia, ofrecen un falso sentido de control, introduciéndote en un ciclo de enfermedad que se roba tu autoestima, desequilibra tu estilo de vida diario y afecta tu salud, en ocasiones al punto de llevarte hasta la muerte. Solamente escapando de la trampa y descubriendo la belleza que hay dentro de ti, puedes encontrar verdadero contentamiento.

¡Lee Más Ahora!

Material tomado de "Dying to be Thin" (Me Muero por Adelgazar) de Marian Eberly y Bonnie Harten. Copyright © 2000 Focus on the Family. Usado con permiso.



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


Restauración

Ayuda Para el Abuso Infantil
Sobrellevar el Desempleo
¿Por Qué a Mí, Dios?
Recuperación de la Codependencia
Amor
Anorexia y Bulimia
Adicción a la Comida
Cómo Cometer Suicidio
Odio Mi Vida
Contenido Adicional para Explorar...

¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Es verdadera la Biblia?
¿Quién es Dios?
¿Quién es Jesús?
¿En qué crees?
¿Cómo Puedo Crecer con Dios?
Temas Populares
Desafíos de Vida
 
 
 
Búsqueda
 
Add Anorexia y Bulimia to My Google!
Add Anorexia y Bulimia to My Yahoo!
XML Feed: Anorexia y Bulimia


Desafíos de Vida Inicio | Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2014 AllAboutLifeChallenges.org, Todos los Derechos Reservados.