Clicky

Viviendo con los Suegros

Viviendo con los Suegros

 
Estás aquí: Desafíos de Vida >> Viviendo con los Suegros

Viviendo con los Suegros - Factores Físicos y Emocionales
¿Vivir con los suegros requiere que usted renuncie a su independencia, privacidad, y cordura? Ya sea un arreglo temporal o a largo plazo, la unión de dos estilos de vida u hogares produce estrés. Culturas como las que se encuentran en África y el Medio Oriente muestran generaciones diferentes viviendo armoniosamente. Sin embargo, al resto de nosotros nos cuesta compartir nuestras casas con personajes tales como "la suegra franca," "el niño hiperactivo, o "la nuera o el yerno insensible.” ¿Qué factores específicos contribuyen a la tensión y confusión que amenazan a un hogar combinado?

Vivir con los suegros influencia nuestras vidas en dos niveles que se superponen: el físico y el emocional. Con frecuencia, la decisión de unir dos casas en una representa una decisión económica. Minimizar los gastos de mantenimiento inicialmente hace atrayente nuestra elección. Sin embargo, los problemas surgen cuando el limitado espacio habitable exige sacrificios. A nivel físico, los dormitorios y los cuartos de baño deben ser compartidos. Las posesiones se amontonan en los armarios, sótanos, y garajes. Cada espacio vacío pronto se convierte en un lugar de almacenamiento. Molestias adicionales se suman a medida que los simples placeres desaparecen—madrugadores contra trasnochadores, preferencias de entretenimientos, y el tener una temperatura "agradable" en la casa.

El impacto emocional de vivir con los suegros se deriva del "equipaje" o luchas personales que forzaron inicialmente este nuevo arreglo de vivienda. La demencia de uno de los padres, la ejecución de una hipoteca, o un divorcio trágico—todas las partes involucradas experimentan dolor y frustración. El Hogar Número Uno ofrece ayudar con la pérdida de la salud del padre, de la casa de los sueños de la familia, o del matrimonio. El Hogar Número Dos, sufriendo ya el dolor de estos incontrolables acontecimientos, ahora también debe renunciar a su independencia. La combinación de resentimiento y culpa se vuelve intolerable, originando discusiones.

Viviendo con los Suegros - Mezclándose
Podría parecer imposible que individuos con una amplia variedad de antecedentes y personalidades compartan un arreglo habitacional por largos periodos de tiempo. Aún así, esta "mezcla" ocurre diariamente: estudiantes universitarios, soldados, o voluntarios del Cuerpo de Paz. Recibiendo una educación, sirviendo al país, o promoviendo la paz mundial y la amistad—cada uno de estos grupos tiene un conjunto de objetivos en común. Al seleccionar a los doce discípulos, Jesús mezcló múltiples estilos de vida en una sola unidad efectiva. Había pescadores (Mateo 4:18–22), un recaudador de impuestos (Marcos 2:14), y un revolucionario judío. A excepción de Judas Iscariote, los otros once discípulos reconciliaron sus enormes diferencias mientras "salieron y predicaron en todas partes. . . confirmando la palabra [de Jesús] con las señales que la seguían" (Marcos 16:20).

Viviendo con los Suegros - Desarrolle un Plan
La Biblia proporciona un plan para cuando vivir con los suegros es absolutamente necesario. Tenga presente, sin embargo, que dos hogares viviendo juntos no es el plan ideal de Dios. "Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer y serán una sola carne” (Génesis 2:24). Sólo puede haber una cabeza de familia que determine su estabilidad. “. . . Escogeos hoy a quién sirváis. . . "Pero yo y mi casa, ¡serviremos a Jehová!" (Josué 24:15). Antes de considerar mudarse con sus suegros:

  • Determine cómo resolverá las diferencias morales y espirituales. "Si alguno viene a vosotros y no trae esta doctrina [de Cristo], no lo recibáis en casa, ni le digáis ¡Bienvenido!" (Segunda de Juan 10). Así como Juan advirtió contra maestros con una doctrina falsa que entran a las casas de los creyentes, nosotros debemos determinar lo que permitiremos que influencie nuestras casas y familias.

  • Establezca "reuniones de mantenimiento" en las que todos puedan discutir preocupaciones y preferencias. "Con sabiduría se edificará la casa, y con prudencia se afirmará" (Proverbios 24:3). Intente de aplicar también la actitud de Primera de Corintios 13:4–7.

  • Escoja tres cosas que usted valora, pero gentilmente sacrifíquelas por la otra persona/familia. Louise mudó su oficina al sótano para que su cuñada divorciada tuviera un dormitorio privado. Jack renunció a algunos fines de semana libres para ayudar en la restauración de la vieja casa de su suegro. En lugar de pasar sus años de jubilación viajando, Bill y Bea cuidaron de los niños hasta que sus hijos casados completaron sus carreras. "Porque toda casa es hecha por alguno, pero el que hizo todas las cosas es Dios" (Hebreos 3:4). La verdadera estructura de una casa no son sus bases de concreto, sino la Piedra Angular de Jesucristo, sirviendo como Diseñador de las relaciones.
¡Aprenda Más!



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


Desafíos de Vida

Perdonar la Infidelidad
Consejería Familiar Cristiana
Madres que trabajan
Suicidio de un Hijo
Manejar El Trastorno por Déficit de Atención
Nido Vacío
Esposa de un militar
Divorcio Preguntas
TV Adictos
Contenido Adicional para Explorar...

¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Es verdadera la Biblia?
¿Quién es Dios?
¿Quién es Jesús?
¿En qué crees?
¿Cómo Puedo Crecer con Dios?
Temas Populares
Restauración
 
 
 
Búsqueda
 
Add Viviendo con los Suegros to My Google!
Add Viviendo con los Suegros to My Yahoo!
XML Feed: Viviendo con los Suegros


Desafíos de Vida Inicio | Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2016 AllAboutLifeChallenges.org, Todos los Derechos Reservados.