Todo Sobre Desafíos de la Vida Sitting looking over grass hill - Todo Sobre Desafíos de la Vida La bandera

Codependencia


Codependencia — ¿Qué es?
Codependencia es cuando una persona tiene un fuerte deseo de controlar a la gente a su alrededor, incluyendo su cónyuge, hijos y compañeros de trabajo. Los codependientes creen que, de alguna manera, son más capaces que los demás, quienes necesitan su dirección o sugerencias para completar tareas que les han asignado. Ellos sienten compasión por la gente que se siente herida y sienten que ellos deben ser los únicos que les pueden ayudar. Los codependientes entregan su tiempo, emociones, finanzas y otros recursos. Ellos tienen una enorme dificultad para decir “no” a cualquier requerimiento que les hagan.


Codependencia — Un Asunto de Control
La codependencia, para otros, no expresa por sí misma un deseo de control, sino más bien la necesidad de ser controlado por otros. Debido a que es virtualmente imposible para los codependientes decir “no” a la gente, ellos pueden encontrarse a sí mismos siendo víctimas de relaciones de abuso físico y emocional. Creen que siendo lo suficientemente buenos o amorosos, podrían cambiar el comportamiento de la otra persona. A veces se culpan a sí mismos por el comportamiento abusivo: “Si tan solo no hubiera olvidado lavar los platos, él no me habría golpeado”.

La codependencia causa luchas internas con la opinión de otros. Los codependientes pueden tomar decisiones basados en lo que ellos creen que las otras personas desean que ellos hagan. Aunque creen que su motivación para ayudar a la gente es la compasión, en realidad lo hacen porque buscan la aprobación o el amor de otros. Entonces, reconocen la naturaleza subyacente de su comportamiento cuando son heridos o lastimados por la gente que ellos han ayudado y que no les devolvieron la misma cantidad de ayuda, amor o aprecio cuando en realidad eran ellos los necesitados. Tienen dificultad para comprender que en lugar de ayudar a otros proveyendo lo que estos necesitan, podrían en realidad estar lastimándose, creando una relación de dependencia.

La codependencia puede además causar conflictos en el área de manejo del tiempo. Los codependientes pueden sentir que nunca tienen tiempo suficiente para cumplir todos sus compromisos, porque han hecho demasiado. Los compromisos y relaciones más importantes, son a menudo negados porque ellos están demasiado ocupados ayudando a otra gente, participando en múltiples actividades y corriendo de un evento a otro durante la semana. Esto también se relaciona con su inhabilidad de decir “no”, cuando les piden que sean voluntarios, asistan a una función o ayuden a un amigo. La idea de no ofrecerse para el voluntariado, no ayudar o no asistir, es impensable. Es posible que crean que no están siendo responsable, no están siendo buenos amigos o no están siendo buenas personas, si se rehúsan a cualquiera de estas solicitudes. Sin embargo, muchas de estas situaciones y relaciones les dejan heridos, enojados o resentidos.


Codependencia — Preguntas

  • ¿Te has encontrado tomando decisiones basadas en la opinión de otras personas?
  • ¿Es importante para ti agradar a la gente y que quieran ser tus amigos?
  • ¿Tienes un fuerte deseo de ayudar a otros, pero en lo profundo sabes que lo haces para agradarles o para que te quieran?
  • ¿Pareces notar los problemas de todos los demás y tienes necesidad de decirles lo que piensas que ellos deberían hacer para solucionarlos?
  • ¿Sientes ansiedad, enojo y malestar cuando la gente no hace las cosas que tú quieres que hagan o no las hacen en la manera que tú quieres que las hagan?
  • ¿Te encuentras en relaciones en las cuales te entregas completamente y todo lo que hace la otra persona está mal?
  • ¿Te involucras en actividades que demandan todo tu tiempo y energía y te estás negando a ti mismo o a tu familia?
¡Sigue Leyendo Ahora!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





¿Cómo puedo conocer a Dios?




Si murieras hoy, ¿iría usted al cielo?


Derechos de Autor © 2002-2020 AllAboutLifeChallenges.org, Todos los Derechos Reservados