Todo Sobre Desafíos de la Vida Sitting looking over grass hill - Todo Sobre Desafíos de la Vida Banner

Consejería Familiar Cristiana

(Read Consejería Familiar Cristiana, Part 1 First)

Consejería Familiar Cristiana — Claves para la Declaración de Misión Familiar
Diseña por adelantado un horario para tu familia cada semana. Ponlo en tu calendario. Deja de decir que tienes que “hacer una cosa más” antes de dejar tu casa. Planifica tu semana con un horario específico para finalizar y atente a él.

Desaste de las cosas que no son importantes en tu agenda. Dirígete hacia la misión para la cual Jesús te ha llamado y no hacia las misiones que otros quieren que tú hagas por ellos. Sé implacable en esto. Si tu situación de trabajo requiere constantes y excesivas horas para cumplir las tareas, es tiempo de evaluar otras formas de llevarlo a cabo. No puedes cumplir la misión de la organización en solitario, deja de intentarlo. Ora para que el Señor envíe trabajadores a tu campo de cosecha y luego siéntate y mira cómo va él al trabajo. Ora por resultados sobrenaturales por el tiempo que tú pones en tu día, luego ve a casa y sé ministro en el otro campo de misión que Dios te dio: tu familia. Si eres líder de otros, haz que tu gente escriba en sus descripciones de trabajo, la necesidad de estar comprometidos con su familia y que relaten de manera específica cómo lo harán.

Desarrolla una actividad junto a tu familia como un todo e individualmente con cada uno de los miembros. Podría ser una caminata, una cita para desayunar un sábado o un café con tu cónyuge donde oren juntos por su día. Mientras haces esto, recuerda que esos momentos de enseñanza son casi “accidentes intencionales”; suceden, pero no siempre porque tú los hayas planeado. Asegúrate de planificar grandes cantidades de tiempo a través del año, con el objeto de que tengan la oportunidad de ocurrir.

Crea un “plan de desarrollo de vida” espiritual para cada uno de tus hijos, resaltando sus fortalezas, las áreas a mejorar y los planes para moldear su carácter, mientras crecen bajo tu cuidado. Nuestros niños son flechas que están siendo enviadas al mundo al cual no veremos nunca completamente. Es nuestra tarea formarlos para ser flechas que vuelen alto y viajen hacia el objetivo del reino que Dios ha planeado para ellos.

Programa una noche de cita de por lo menos una hora a la semana… con cada hijo y con tu cónyuge, donde te enfoques únicamente en ellos. No tiene que ser algo costoso, el tiempo a solas es el ingrediente crucial en esto. Cuando nuestro presupuesto ha sido ajustado, disfrutaba de ese tiempo junto a mi hijo, en mi patio trasero.

Cuando estés viajando, envía correos electrónicos o postales a tu familia.Llámalos por teléfono y ora con ellos, además de charlar. Al final de cada día, haz estas tres preguntas a tus hijos o cónyuge:

  • “¿Qué pasó el día de hoy de lo que te sientas orgulloso”?
  • “¿Qué sucedió el día de hoy que te gustaría cambiar?”
  • “¿Dónde viste a Dios en el día de hoy?”


Consejería Familiar Cristiana — ¡Haz Algunos Cambios Ahora!
En los seminarios de consejería familiar cristiana, cuando me dirijo a los hombres con respecto al hecho de ser papás, les pido que definan en una palabra el recuerdo de sus padres. Algunas son palabras negativas, palabras como: “ausente”, “dominante” y “distante”. Si a tus hijos se les pidiera hoy que definan en una palabra lo que tú eres como padre o si tu cónyuge estuviera revisando tu vida en tu servicio funerario, ¿qué palabras usarían? Si no estás contento con las palabras que hacen eco en tu cabeza, es tiempo de hacer algunos cambios en la forma que lideras a tu familia. Y por cierto, si tú eres el hombre de tu casa, asegúrate que no estás abdicando todo el trabajo de liderazgo familiar en tu esposa. El rol de liderazgo no está diseñado para que sea cargado exclusivamente por ella. ¡Involúcrate!

Me encanta cómo Eugene Petersen lo pone en la versión bíblica “The Message” (El Mensaje): “Explota o abusa de tu familia, y termina con un puñado de aire…” (Proverbios 11:29).

Cuando mis años de trabajo hayan terminado y los castillos de mi ministerio se levanten fuertes, quiero sostener más que aire; ¿no lo deseas tú también? ¿Estás complacido con la inversión que has hecho hasta ahora para edificar tu familia y tu matrimonio? Si la respuesta es no, ¿por qué no apagas la computadora este instante y planificas unas pocas e importantes citas con tus hijos y cónyuge?

¡Crece Más!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





How can I know God




When you die, why should God let you into heaven?


Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutLifeChallenges.org, Todos los Derechos Reservados