Todo Sobre Desafíos de la Vida Sitting looking over grass hill - Todo Sobre Desafíos de la Vida Banner

Miedo al Fracaso


Miedo al Fracaso -- Caer Siete Veces; Levantarse Ocho
¿Por qué le tenemos miedo al fracaso? El fracaso es una parte esencial de la vida. Son nuestras pruebas y sufrimientos los que engendran madurez, no nuestros años ni nuestros éxitos, aunque estos últimos dan confianza. La Biblia discute el fracaso:

    Tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Más tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.(Santiago 1:2-4).


Miedo al Fracaso – No se Desaliente
"No se desaliente por el fracaso. Puede ser una experiencia positiva. El fracaso es, en cierto sentido, el camino al éxito, puesto que cada descubrimiento de lo que es falso nos conduce a buscar con ansias lo que es verdadero, y cada nueva experiencia nos señala alguna forma de error que más adelante evitaremos con sumo cuidado" (John Keats).

El fracaso es temporal y un acontecimiento específico, pero también es recurrente. Sir Winston Churchill dijo: "El éxito es la capacidad de ir de un fracaso a otro sin perder el entusiasmo." Siempre que fracasemos debemos mantener en alto nuestras esperanzas, nuestro enfoque claro, y persistir en nuestros objetivos. Sabemos que la "prueba… produce paciencia." La perseverancia—persistencia—es un músculo que sólo se ejercita mediante el fracaso. Si nunca fracasamos, nunca aprendemos a persistir.

"Nada en el mundo puede sustituir a la Persistencia. El talento no la puede sustituir; no hay nada más común que un hombre sin éxito pero con talento. El genio no la puede sustituir; el genio sin premio es un proverbio. No puede sustituirla la enseñanza; el mundo está lleno de marginados con estudios. Sólo la persistencia y la determinación son omnipotentes. El lema 'Sigue Adelante' ha resuelto y siempre resolverá los problemas de la raza humana" (Calvin Coolidge).

Y el espíritu de perseverancia, el fortalecimiento de este elemento esencial de nuestro carácter, conduce a la madurez. Helen Keller dijo: "El carácter no puede ser desarrollado en la comodidad y la quietud. Sólo a través de la experiencia de la prueba y el sufrimiento se fortalece el alma, se inspiran las aspiraciones y se alcanza el éxito."


Miedo al Fracaso – Considere las Pruebas como Formadoras de Carácter
Lo contrario de "miedo al fracaso" es considerar nuestras pruebas y fracasos como "sumo gozo." No porque fracasar sea divertido, o algo que se deba desear o buscar, sino más bien porque "estando persuadidos de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo" (Filipenses 1:6 ). Si Dios está obrando en nosotros, entonces las cosas que el mundo ve como fracasos son simplemente las herramientas de Dios para mejorar nuestro carácter y hacernos más utilizables para Él.

Nunca debemos olvidar que nuestro propósito en la vida es el servir a Dios y traer a otros a Él. El objetivo de Dios es llenar el cielo—con nuestra ayuda o a pesar de nosotros. Su definición de éxito está basada en cuántos vienen a Él y aceptan Su regalo gratuito de salvación, no en cuánto dinero ganamos ni el poco tiempo que nos lleva pasar una determinada prueba.

“Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” (Filipenses 4:19). (Ver también Mateo 6:25-34). Cuando comprendemos que nuestros fracasos nos acercan más a Dios, entonces empezamos a "tener por sumo gozo" cuando fracasamos.

"Aún estoy determinada a ser feliz y estar contenta, en cualquier situación en que me encuentre; ya que también he aprendido por experiencia que la mayor parte de nuestra felicidad o miseria depende de nuestra disposición, y no de nuestras circunstancias" (Martha Washington).


Miedo al Fracaso – Victoria Final
Conquistar nuestro miedo al fracaso no sugiere que debemos procurar fracasar, o considerarnos de algún modo mejor que otros debido a nuestros fracasos. "Porque Dios no nos ha dado espíritu de cobardía, sino de poder, de amor, y de dominio propio" (2da de Timoteo 1:7). O, como Henry David Thoreau dijo: "Los hombres nacen para tener éxito, no para fracasar." Es así como Dios nos creó: para tener éxito en las cosas que emprendamos. El éxito es nuestro objetivo y propósito, y debe ser procurado resueltamente. Pero debemos considerar nuestros fracasos y luchas sólo como "tribulaciones leves y momentáneas" (2da de Corintios 4:17).

"Es mucho mejor atreverse a cosas grandes, cosechar triunfos gloriosos aún marcados por el fracaso, que aliarse con esos pobres espíritus que ni mucho ganan ni mucho sufren, porque habitan en la penumbra, donde ni la victoria ni la derrota se conocen." (Theodore Roosevelt).

¡Venza el Temor!

Cortesía de Matthew Swihart.



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





How can I know God




When you die, why should God let you into heaven?


Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutLifeChallenges.org, Todos los Derechos Reservados