Todo Sobre Desafíos de la Vida Sitting looking over grass hill - Todo Sobre Desafíos de la Vida Banner

Odio Mi Vida

(Read Odio Mi Vida, Part 1 First)

Odio Mi Vida — Tocando Fondo
Este ciclo hacia abajo, continuó hasta el punto de incluir un uso bastante fuerte de drogas y el suficiente consumo de alcohol como para enfermarme y desmayarme cada noche. Me odiaba a mí misma, no tenía nada por qué vivir. Había desperdiciado cuatro años de universidad y salí sin destreza alguna en nada. Estaba en el fondo en lo que se refiere a la autoestima personal.

Fue en este momento cuando un amigo comenzó a decirme que estaba matando miles de células cerebrales cuando bebía bourbon puro. Le dije que no me importaba, no había mucho que matar. Pero él comenzó a abrirse paso a través de la niebla y decidí que talvez sería mejor salirme de ese asunto.

Me mudé con mi hermana y luego de aproximadamente un mes, toqué fondo. No tenía deseo para continuar y absolutamente nada por qué vivir. Era demasiado cobarde para suicidarme. Había fracasado una vez más. Ni siquiera podía cometer suicidio. Me pareció que lloré por días.


Odio Mi Vida — Desesperación
Finalmente, mi hermana me preguntó si me gustaría hablar con alguien. Yo estuve de acuerdo, aunque se trataba de una consejera cristiana. No tenía mucha confianza en los cristianos, aunque había crecido yendo a la iglesia. Pensaba que ellos eran un montón de hipócritas, pero estaba desesperada. Ella me dijo que Dios me amaba. No había manera de que yo creyera eso. Entonces, ella me dijo que yo era un pecadory yo le respondí: “Eso no es nada nuevo”.

Estaba sorprendida de que Dios no me haya hecho caer muerta años antes. La tercera cosa que me dijo es que Dios tenía un plan para mi vida. Estaba tan deprimida que yo sabía que no tenía futuro si intentaba hacerlo por mi propia cuenta. Aquel día en que le dije a Dios que si él quería este desperdicio que yo llamaba vida, él podía tenerla y hacer con ella lo que quisiera. ¡Más poder para él! Había vivido toda mi vida desafiando a que yo le gustara a la gente y, rebeldemente, desafié a Dios a que me aceptara e hiciera algo con mi vida. Mi vida había estado marcada por la ira y la rebeldía y, desafortunadamente, esas cosas no desaparecen de la noche a la mañana. Pero Dios había tomado a esta muy enojada y perturbada persona y simplemente siguió mostrándome su amor.


Odio Mi Vida — Encontrando la Tan Necesitada Aceptación
La vida solía girar completamente en torno a mí. ¿Por qué la gente no me amaba? ¿Quién me amaría? ¿Qué tenía que hacer para que la gente me amara? ¿Qué tenía que hacer para conseguir paz y amor? Busqué las respuestas a todas estas preguntas en los lugares equivocados: la bebida, el sexo y las drogas. Estas respuestas casi me matan. Pero cuando Dios tocó mi corazón, encontré las respuestas a todas mis preguntas. Él trajo amor y paz a mi vida cuando le busqué para que me los proveyera.

A pesar de haberme sentido tonta y estúpida toda mi vida, descubrí que era bastante inteligente. Es posible que haga cosas estúpidas aquí y allá, pero eso no me hace estúpida. Eso es otra cosa que el Señor me reveló. Yo no soy perfecta. Todavía tengo momentos en los que me pregunto si alguien me ama y hay ocasiones en que me siento realmente boba. También hay momentos en que me siento sobrecogida por la vergüenza de mi pasado, pero cuando miro hacia el Señor a través de su Palabra y oración, él está siempre ahí, listo a derramar su amor sobre mí.

Dios me ha dado tanto gozo y paz en los últimos años, algo que pensé no llegaría a conocer. Él ha abierto a mi vida aspectos suyos de los cuales solo había leído antes: su amor por mí, su deseo de bendecirme y el hecho de que él podía amar verdaderamente a otros a través de mí.

Alabado sea su nombre por tomarme, una muy rebelde joven, y por amarme y nunca darse por vencido conmigo, aunque yo sí quería darme por vencida con él. Pero por sobre todas las cosas, le alabo por darme la libertad, libertad para conocerle, libertad para vivir una vida que él planeó para mí, antes de que el mundo fuera formado. Juan 8:36 dice: “Así que si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres”. Este versículo se ha convertido en una realidad para mí y alabo su nombre.

¿Odias tu vida? ¿Desearías ser libre de la culpa, el rechazo y el remordimiento? Dios está ofreciéndote perdón. ¿Lo aceptarás?

Descubre Cómo Experimentar el Perdón de Dios.



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





How can I know God




When you die, why should God let you into heaven?


Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutLifeChallenges.org, Todos los Derechos Reservados