Todo Sobre Desafíos de la Vida Sitting looking over grass hill - Todo Sobre Desafíos de la Vida Banner

Trabajólico


Trabajólico —— Características de un Trabajólico
Como otros “ólicos”, el trabajólico tiene una adicción no saludable. En este caso, la adicicón es al trabajo, la carrera, o la creencia de que ellos son “los únicos que pueden hacer bien el trabajo”. Sin este enfoque consumidor, el trabajólico podría creer que es un fracaso o que tiene poco valor. A menudo, esto es un signo de inseguridad o de tener las prioridades mal establecidas.

Los trabajólicos pasarán la mayor parte de sus vidas en el trabajo o llevándolo a la casa. A menudo, tienen poco tiempo para sus vidas personales: familia, pasatiempos o relajación. Tener equilibrio no solamente es lo deseable; es necesario sobre todo para la salud mental, física, espiritual y emocional.


Trabajólico — Cómo Encontrar Equilibrio
Mira tu vida desde otra perspectiva. ¿Estás sacrificando otras áreas de tu vida debido al tiempo y atención que le pones a tu trabajo? Si buscar una meta financiera es más importante que asegurarte una relación a largo plazo con tu cónyuge e hijos, necesitas redefinir tus prioridades. Seguro, es posible que te digas a ti mismo que estás trabajando para proveer a tu familia y que eso es una parte necesaria de la vida. Pero sé honesto, ¿hay equilibrio en el tiempo que pasas con cada uno de ellos? El equilibrio es la verdadera clave.

He aquí unos pocos pasos para lograr un equilibrio saludable:

  • Establece límites en las horas y la atención que le das a tu trabajo.
  • Separa tiempo de calidad para tus relaciones personales y satisfacciones.
  • Confronta el posible miedo a fallar o las inseguridades: habla con un pastor o consejero.
  • Define lo que vales a través de Dios; no lo reemplaces haciendo de ti o tu carrera un ídolo.
  • Usa tu creatividad a través de la realización de otras cosas aparte del trabajo, como pasatiempos.
  • Sé sensible a las necesidades de tu familia y amigos.
  • Practica ejercicio físico saludable: nadar, caminar, ir al gimnasio…
Cuando estamos física, mental, espiritual y emocionalmente equilibrados, todo lo que hacemos se verá afectado. Haremos mejor nuestro trabajo, disfrutaremos relaciones desestresadas con los demás y, finalmente, podremos disfrutar del propósito y la belleza de la vida que Dios ha provisto para nosotros. Tú sabes, algo así como “detenerte a oler las rosas”.


Trabajólico — Los Beneficios del Equilibrio
Cuando alcanzamos ese equilibrio en el estilo de vida, obtendremos más fácilmente esa paz interior que todos anhelamos. No debemos tener inseguridades. Podemos volvernos a Dios y orar por sabiduría y guía. Nuestra relación espiritual con él no puede ser ignorada.

Así es como Robert le dio vuelta a las cosas: “‘No importa cuán duro trabaje, nunca seré indispensable para ninguna corporación, comité o empleador. Nunca seré tan valioso como me gustaría pensar que soy’. Prácticamente me estaba matando a mí mismo por el estrés y el agotamiento. ¿Valía la pena? Pensé por un tiempo que sí, pero estaba haciendo del trabajo mi ídolo y descubrí cuán equivocado estaba.

No conocía a mis hijos, mi matrimonio se estaba cayendo a pedazos y mi salud se estaba deteriorando. Entonces, un día, Dios me recordó que la vida consiste en la salud y las relaciones con él y mi familia. Si no comenzaba a ocuparme de mí mismo, no iba a estar, ni para mi familia ni para mi empleador. Si no encontraba un equilibrio, ¡no iba a tener familia!

No puedo retroceder en el tiempo y tratar de recuperar lo que he perdido con mi familia, pero definitivamente no quiero perder más tiempo. Dios me ayudó a ver su valor y cuánto valor me daban ellos. Él es el único que satisface mi necesidad de escuchar: ‘Eres irreemplazable’. Ahora sé que puedo establecer equivocadamente mis prioridades; ahora le entrego esa decisión a Dios. Él planeó el propósito para mi vida y yo me he arrepentido por ignorar a mi familia y a mi Dios”.

¡Encuentra el Significado de Tu Vida!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





How can I know God




When you die, why should God let you into heaven?


Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutLifeChallenges.org, Todos los Derechos Reservados