Autoestima

Autoestima

 - La Imagen de Ti Mismo
Estás aquí: Desafíos de Vida >> Autoestima

Autoestima y Pérdida de Valor
El autoestima se basa frecuentemente en nuestros sentimientos de valor en términos de nuestras destrezas, logros, estatus, recursos financieros o atributos físicos. Esta clase de autoestima cultiva a menudo una actitud independiente y arrogante. Cuando nos encontramos a nosotros mismos comparándonos con los criterios de valor que la sociedad impone, sufrimos serias consecuencias. Nuestra autoestima pierde valor dramáticamente. La ilusión de ser exitoso y admirado, da cabida a la desilusión cuando nuestras posesiones y logros —que una vez nutrieron nuestras almas— ya no satisfacen nuestros apetitos. Todos los individuos experimentan necesidades básicas: hambre, sed, fatiga, etc. Estamos condicionados para satisfacer estas necesidades obteniendo algo: comida, bebida, descanso. Erróneamente, concluimos que obteniendo, alcanzaremos un nivel aceptable de autoestima.

Nada provoca una mayor pérdida de valor en el autoestima, que el arrepentimiento, ira o miedo. Por cuatro años, Kelly trabajó en ventas. Si ella lograba su cuota y bonos mensuales, su autoestima se disparaba cuando su supervisor la alababa. Como un barómetro, su autoestima caía en picada cuando recibía críticas durante sus ciclos no productivos.

Un día, Kelly entró al trabajo llevando una enorme caja. Una por una, ubicó fotografías de su familia y tarjetas de sus amigos como recordatorios positivos. Ella renovó su autoestima usando maneras en las que pudiera dar algo personal a cada cliente o colega: una palabra de aliento, un oído atento o una oración por lo que esa gente estaba atravesando. “Al principio, me sentía tan fracasada cuando no obtenía las ventas, que me quitaba valor a mí misma. Pero después que me dediqué a dar y no a obtener, tengo una infalible habilidad para disfrutar de cada momento. Era como si hubiese perdido la habilidad de preocuparme”.

Existe un gran ejemplo de esto en la Biblia. El apóstol Pablo “aprendió a vivir satisfecho en cualquier situación” (Filipenses 4:11-13). El autoestima es una actitud de respeto y contentamiento con uno mismo, basada en el reconocimiento de las habilidades de uno y la aceptación de las limitaciones de uno.

Autoestima y Sobrevaloración
Es imposible para ti generar tu propia autoestima. Ese sentimiento de felicidad al obtener algo, es un pobre sustituto del verdadero gozo de contribuir. La búsqueda de perfección y aprobación, nos conduce de manera permanente más lejos de la paz y la autoconfianza. Si enfocamos nuestra atención en nuestros recursos terrenales, nos llenaremos de orgullo. Jesús recuerda a sus apóstoles el verdadero valor: “¿Acaso se le darían las gracias al siervo por haber hecho lo que se le mandó? Así también ustedes, cuando hayan hecho todo lo que se les ha mandado, deben decir: Somos siervos inútiles; no hemos hecho más que cumplir con nuestro deber” (Lucas 17:10). Un autoestima saludable es el resultado de un destacado cambio de vida y comprensión de quiénes somos a los ojos de Dios.

El cambio nos ocurre a todos. Todos experimentaremos crecimiento físico y mental, experiencias personales y situaciones sociales cambiantes que afectarán nuestra identidad. La identidad es el sentido de ubicación y pertenencia de una persona en el mundo, lo cual se relaciona nuestra autoestima. Nuestra identidad puede ser fácilmente sobrevalorada cuando nuestra autoestima está mal calculada. Es saludable recordar, mientras maduramos y las circunstancias cambian, que no estamos limitados por cómo nos evalúan otras personas. “Despreciado y rechazado por los hombres (Jesús), varón de dolores, hecho para el sufrimiento. Todos evitaban mirarlo; fue despreciado, y no lo estimamos” (Isaías 53:3). Como Hijo de Dios, el autoestima de Jesús nunca estuvo sobrevalorada o echada a menos por las circunstancias de quienes le rodeaban. Ninguna cantidad de alabanzas (sobrevaloración) o condena (pérdida de valor), podían alterar su autoestima (Filipenses 2:5-11). ¿Cómo entonces vamos a lograr tener una duradera autoestima?

Autoestima y Valor Real
El autoestima real es completamente interno. Se produce al darte cuenta de la verdadera fuente de tu utilidad y valor. Imagina presentar un objeto al que tú consideras algo corriente, incluso obsoleto, a un potencial comprador. Luego de un cuidadoso análisis, el comprador ofrece adquirir el objeto por un precio exagerado. En una ocasión, “despaché” el voluminoso piano de cuarto de cola de mi abuela (a un precio de feria), solo para descubrir más adelante que ¡únicamente existían treinta pianos como ese con las cuerdas bañadas en oro! “Cuando Dios los salvó, en realidad los compró, y el precio que pagó por ustedes fue muy alto” (1 Corintios 6:20). Nuestra autoestima necesita basarse en el honor que Dios nos da (Salmos 8:3-5) Nosotros somos un tesoro invaluable, el objeto de su amor infinito (Romanos 8:38-39). El valor real que Dios dio por nuestras vidas imperfectas, ¡hace de nuestra autoestima algo incalculable (Juan 3:16)!

¡Entérate Más Sobre el Regalo de Dios!



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


Desafíos de Vida

Sanar un Corazón Roto
Ataques de Pánico
Cómo Morir
Combatir la Envidia
Desmotivación
Sobrellevar el Aborto Espontáneo
Estadísticas del Aborto Espontáneo
Toma de Decisiones
Búsqueda de la Felicidad
Contenido Adicional para Explorar...

¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Es verdadera la Biblia?
¿Quién es Dios?
¿Quién es Jesús?
¿En qué crees?
¿Cómo Puedo Crecer con Dios?
Temas Populares
Restauración
 
 
 
Búsqueda
 
Add Autoestima to My Google!
Add Autoestima to My Yahoo!
XML Feed: Autoestima


Desafíos de Vida Inicio | Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2016 AllAboutLifeChallenges.org, Todos los Derechos Reservados.